El escritor peruano y premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, publicó hoy domingo una columna en el diario mexicano «Crónica» titulada «Asomándose al abismo» y en la que califica como «una sorpresa para todo el mundo» los resultados de las elecciones de la semana pasada, se pronuncia sobre Pedro Castillo y Keiko Fujimori y sostiene que los peruanos deben votar por la candidata de Fuerza Popular porque representan «el mal menor».

Vargas Llosa sostiene pese a que en la primera vuelta participo el 70% del electorado «la victoria de Castillo es contundente, pues ha ganado en muchas regiones del sur, del centro y Cajamarca, y tendrá probablemente cerca de un tercio del Parlamento nacional con los 37 congresistas que parece haber sacado».

¿Cuáles son las ideas que propugna Castillo? se pregunta el novelista para luego responder que son » bastante  contradictorias (…) pues está contra los matrimonios gay, la enseñanza sexual en las escuelas y el aborto, campo en el que coincide íntegramente con la Iglesia católica».

Sostiene que el postulante de Perú Libre defiende las ideas económicas «inspiradas por sus dos maestros, el boliviano Evo Morales y el ecuatoriano Rafael Correa, quien, como es sabido, no puede poner los pies en su país pues iría a la cárcel, donde ha sido condenado por delitos cometidos durante su gestión presidencial. Evo Morales se ha precipitado a felicitar a Castillo y hay rumores de que habría apoyado económicamente su candidatura»,

A decir de Vargas Llosa con el profesor Castillo «las transnacionales sólo retendrán el 20% y el Estado el 80% restante. Esto significa que el Estado privatizador y exportador de capitales cambiará y será en adelante un Estado nacionalizador soberano que fortalezca la economía interna invirtiendo sus capitales en el país”. 

«La Constitución será derogada y todos los tratados internacionales revisado», escribió el nobel peruano tras indicar que será un gobierno «calcado del que inauguró el comandante Chávez en Venezuela, el Socialismo del siglo XXI, que ha obligado a más de cinco millones de venezolanos a emigrar a los países vecinos para no morirse de hambre».

GOLPE DE ESTADO

Más adelante, Vargas Llosa pronostica que un triunfo de Castillo y las medidas que adopte su gobierno «significará probablemente un golpe de Estado militar a corto plazo en el Perú, de militares derechistas, o izquierdistas a la manera velasquista, que, como ha ocurrido siempre en nuestra historia, retrocederá bárbaramente al país y lo empobrecerá mucho más de lo que está».

Previamente cuestiona el voto quienes respaldaron al maestro de Chota al sostener que «los peruanos que votaron por él no parecen haberse dado cuenta todavía- el comunismo ha desaparecido del planeta, con las excepciones más horripilantes, es decir Cuba, Venezuela, Nicaragua y Corea del Norte. Tengo el convencimiento absoluto de que si Castillo, con semejantes ideas, llega a tomar el poder en la segunda vuelta electoral, dentro de un par de meses, no volverá a haber elecciones limpias en el Perú».

«Querer acabar con la minería, que es la riqueza de los Andes peruanos, es una temeridad sin precedentes, hija de la pura ignorancia, que sofocaría una de las fuentes básicas del desarrollo nacional». indica.

KEIKO

Tras reiterar que siempre combatió a la dictadura fujimorista, Vargas Llosa insta a los peruanos a votar por Keiko Fujimori «pues representa el mal menor y hay, con ella en el poder, más posibilidades de salvar nuestra democracia, en tanto que con Pedro Castillo no veo ninguna».

Sin embargo, le pide condiciones como comprometerse «a respetar la libertad de expresión, a no indultar a Vladimiro Montesinos, responsable de los peores crímenes y robos de la dictadura, a no expulsar ni cambiar a los jueces y fiscales del Poder Judicial, que han tenido en los últimos tiempos una actitud tan gallarda en defensa de la democracia y los derechos humanos, y, sobre todo, a convocar a elecciones al término de su mandato, dentro de cinco años».

También recuerda que la exprimera dama «está acusada por el Poder judicial de haberse lucrado con la Operación Lava Jato, de la que habría recibido dinero, por lo cual el Poder Judicial ha pedido para ella treinta años de cárcel».

Vargas Llosa culmina la columna sosteniendo que el electorado «se equivoco y voto mal» en la primera vuelta y «es importante que no duplique el error», aunque considera que lo hizo «hartos de las pillerías de los gobierno anteriores» y «además de soportar una pandemia que causa estragos y muestra de manera muy vívida las grandes desigualdades del Perú».

18/04/2021