La Paz. La expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, permanece detenida en celdas policiales tras acogerse al derecho al silencio y se espera que en las próxima horas la fiscalía de ese país defina su situación. Ella fue apresada la madrugada del sábado acusada de liderar el derrocamiento del exmandatario Evo Morales.

Áñez fue arrestada y trasladada desde la ciudad de Trinidad a la sede de Gobierno para que brinde declaraciones en el marco de la denuncia de presunta “sedición, terrorismo y conspiración”.

A su arribo a la ciudad de La Paz, la exmandataria permaneció en instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), posteriormente fue llevada al Ministerio Público donde se acogió al derecho al silencio.

La jornada pasada, los exministros de Energía y de Justicia, Rodrigo Guzmán y Álvaro Coímbra fueron aprehendidos en la ciudad de Trinidad en el marco de las investigaciones del supuesto “golpe” de 2019, al momento la policía está en busca del exministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

PRONUNCIAMIENTOS

La Defensoría del Pueblo y la Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) demandaron , por separado, el respeto al debido proceso en el caso de las aprehensiones de la exmandataria Jeanine Áñez y de los exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán por el caso “golpe de Estado”.

“La Defensoría del Pueblo, ante las recientes aprehensiones realiza seguimiento y acompañamiento a las acciones que lleva adelante la Policía Boliviana y el Ministerio Público para verificar que este proceso se enmarque en el respeto al derecho  del debido proceso y de la defensa de las personas aprehendidas”, señaló la Defensoría en un comunicado.

14/03/2021