Insistencia. En las próximas horas será promulgada la Ley que establece la eliminación progresiva del Régimen Especial de Contratación Administrativa de Servicios (CAS), bajo cuya modalidad laboran miles de personas en el Estado.

Ello, luego que el Pleno del Congreso aprobara, por mayoría (107 a favor y 7 abstenciones), la insistencia de la norma que acaba con el régimen laboral del Decreto Legislativo 1057.

Se trata de la autógrafa observada por el Poder Ejecutivo, que propone establecer disposiciones para erradicar la discriminación en los regímenes laborales del sector público.

El artículo uno de la propuesta señala que el objeto es incorporar al régimen laboral del D.L. 728 y D.L. 276 “a los trabajadores que desarrollen labores permanentes en las diversas entidades del Estado, contratados bajo el D.L.1057, del régimen CAS”, para lo cual se establece una serie de requisitos.

Al sustentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Trabajo, Daniel Oseda Yucra (Frepap), señaló que lo que se busca con esta insistencia es no permitir más vulneración a los derechos de los trabajadores, y al mismo tiempo hacer justicia con este sector laboral que sirve al Estado y a la sociedad en general.

Señaló que es un régimen abusivo y discriminador que se ha vuelto permanente desde el año 2008 en que entró en vigencia.

Por su parte, el parlamentario Lenin Bazán Villanueva (FA) señaló que “este régimen no permite acumular tiempos de servicios, pagos de horas extras, bonificaciones, ni gratificaciones».

En la misma línea, el parlamentario Carlos Alberto Almeri Veramendi (PP) señaló que la norma responde a un tema de justicia social, toda vez que las leyes que se hicieron en el 2003-2004 no han sido desarrolladas y no han servido para poder tener una política laboral equilibrada homogénea dentro del país.